Francia y Alemania gastan miles de millones de su Fondo de Recuperación Pandémica en ciencia climática y tecnología digital

Frankfurt, Alemania (AP) – Francia y Alemania han puesto en marcha conjuntamente planes para gastar miles de millones del Fondo de Recuperación Epidémica de la Unión Europea con el objetivo de combatir el cambio climático y promover el uso de la tecnología digital en todos los sectores de la economía.

Los ministros de finanzas de las dos economías más grandes de la Unión Europea enfatizaron el martes su determinación compartida de utilizar el gasto para transformar la economía de Europa y hacer que el continente vuelva a crecer mientras Estados Unidos y China se quedan atrás en la recuperación de la recesión pandémica.

Según la fórmula del fondo, Francia debería obtener alrededor de 40.000 millones de euros (48.000 millones de dólares), mientras que el ministro de Finanzas alemán, Olaf Schulz, dijo que su país planea gastar unos 28.000 millones de euros (36.000 millones de dólares). Schulz dijo que la mitad del dinero se destinará a proyectos ecológicos y una cuarta parte para popularizar el uso de tecnología digital. Dijo que el fondo se basaría en medidas de estímulo y alivio interno ya aprobadas por el gobierno alemán.

Describió el fondo como “un paso pionero para Europa”.

El ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, instó a la Comisión Europea, la rama ejecutiva de la Unión Europea, a evaluar rápidamente los planes para que el dinero pueda comenzar a fluir a los estados miembros desde el fondo de 750 mil millones de euros ($ 906 mil millones) a partir de julio, y señaló que los estados Unidos y China se recuperaron más rápido. Dijo que desde que se aprobó el fondo, “hemos perdido mucho tiempo” y que “Europa debe seguir en la carrera”. El año pasado, la economía francesa se contrajo un 8,3% en medio de la crisis del virus, la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial, según el INSEE.

READ  Un éxito en España para Newry's Crilco Confections

Dijeron que el nuevo gasto, financiado con deuda conjunta, evitaría los errores cometidos a raíz de la crisis financiera mundial y la recesión de 2008-2009, cuando los países se concentraron excesivamente en recortar el gasto y cubrir los déficits. “Está claro que la prioridad hoy es invertir mucho, no consolidar las finanzas públicas. Hemos extraído lecciones del pasado”, dijo Le Maire.

El Gabinete español también aprobó su propuesta sobre cómo quiere invertir los fondos de recuperación. España, que se ha visto muy afectada por la epidemia, recibirá 140.000 millones de euros (166.000 millones de dólares), la mitad de los pagos directos y la otra mitad en préstamos, del plan de recuperación de la Unión Europea, solo superado por Italia. De acuerdo con las prioridades de la UE, el gobierno de izquierda español se ha centrado en gran medida en crear una economía más ecológica al tiempo que impulsa la productividad de una economía que se contrajo un 11% el año pasado.

El dinero del fondo, que se acordó en julio de 2020, viene con la presión de Bruselas para abordar los problemas identificados por la revisión de la Comisión Europea de las políticas económicas de los estados miembros. A España, por ejemplo, se le pide que reforma la legislación laboral, las prácticas fiscales y las pensiones. Los países con sistemas de impuestos bajos como Irlanda o Chipre están bajo presión para desalentar la planificación fiscal agresiva de las corporaciones multinacionales.

El plan de recuperación de Italia de 221.100 millones de euros (267.300 millones de dólares) incluye medidas para reducir la acumulación de casos ante los tribunales, que son una carga para las empresas que no pueden resolver las disputas comerciales rápidamente.

READ  Cientos de empleados de BBVA se manifiestan contra los planes de despido en España

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *