Fire Marshall tomó todo del entrenador de fútbol CU Buffs. También le dio amigos que no sabía que existían antes.

Las vigas de acero estaban retorcidas como limpiapipas, apuntando con sus dedos carbonizados a la nieve y al cielo. Alguien se cayó y una sonrisa se derrumbó, puntadas, donde estaba el porche delantero.

«Sabes, pasé la mitad del día llorando y la mitad del día sonriendo, solo por tu familia», dijo CU Buffs dentro del entrenador de mariscales de campo Mark Smith, cuya casa estaba entre cientos en el condado de Boulder que fueron devastadas el jueves por el incendio de Marshall. «Algo activará un recuerdo. Y luego te das cuenta de que esas cosas se han ido».

Cuando se queda sin nada, es más asombroso lo que el corazón extraña. Smith vuelve a los certificados de nacimiento de sus tres hijos, esas pequeñas huellas dactilares, la forma en que la tinta frota las plantas de las arrugas. Recuerda las joyas que se transmitieron de generación en generación a su esposa, Michelle, de sus abuelos.

Sin embargo, mientras examinaba los temblorosos restos de su casa el viernes, mientras pasaba junto a montones de cenizas que eran juguetes y sillas, el entrenador de los Buffs se aferró a una emoción: la gratitud.

“Era como si alguien hubiera tomado una excavadora y lo hubiera demolido todo”, recuerda Smith. Hacía calor y no quedaba nada. Fue emotivo. Pero sabias Estamos agradecidos. En medio de todo esto, estamos agradecidos.

Mi familia está sana y salva. Y hasta donde sabemos, creemos que todos los demás en nuestro vecindario son iguales. Y quien – cual Es lo más importante «.

un brindis. Hasta 2022. Para nuevos comienzos. a la esperanza. Para poner el 2021 en una caja gigante, apague el cargador y tire la llave.

READ  TaskUs crece con la última expansión en Cali, Colombia

«Mañana será un día mejor», dijo Smith, un buen tipo de Texas que se unió al equipo del entrenador Karl Durrell en febrero pasado. «Les he estado diciendo esto a mis hijos durante años.

«Y cuando entras en la profesión de entrenador y te mudas de un estado a otro … la familia Smith, cuando nos mudamos aquí, empacamos dos cosas: buenos modales y un cepillo de dientes».

Mark Smith, dentro del entrenador de mariscales de campo de Colorado. (Cortesía de Mark Smith)

Cuando un incendio forestal mata al último, se prueba el primero. Las familias capacitadas viven vidas fugaces que siempre persiguen una pasión. Saben cómo lidiar con los golpes mejor que la mayoría. Pero después del jueves pasado, la madre de todos los henificadores, Smith no estaba insistiendo tanto en todo lo que había perdido, sino que estaba asombrado por las ganancias. Y con amigos, en su mayoría extraños, nunca supo que lo tenía.

«Esta parte fue abrumadora», dijo Smith. Todo el mundo dice: ‘¿Qué puedo hacer por usted?’ Y ‘Quiero ayudarlo a reconstruir. «Estas son aguas inexploradas para nosotros. No sabemos cómo navegar por esto. Salimos de casa (el jueves) para ir a comprar pizza e ir de compras en Sam’s Club como familia, sin saber que su casa ni siquiera estará allí cuando regresar.»

Cuanto más alto sea el ascenso, más manos querrás en la cuerda. Los Smith están estacionando actualmente en la casa de Jay Ellowsky, dueño de Pasta Jay’s. Dorell llamó de inmediato y se ofreció a ayudar. También lo hizo el director de atletismo Rick George. CU Booster Kelli Brooks Crea una cuenta de Venmo para recaudar fondos.

READ  Restablecer: semana ocupada para Bucs, Jags

«Ya sabes (frase), ‘¿Hombro a hombro?’ Dijo Smith. “La gente se alineó, estaba lista para ayudar y quería saber: ‘¿Qué puedo hacer? Ya sea que quieran donarnos o ayudarnos a conseguir algo de ropa para que nuestros hijos puedan volver a la escuela la próxima semana, o cuando digan: «Tengo hijos de tu edad, déjame traer algo». Fue mucho. Fue mucho, solo la cantidad de personas a las que querían ayudar.

“Recibí cerca de 400 mensajes de texto en mi teléfono que aún no he recibido, después de haber llegado a 400 más.

«Muchos de ellos eran simplemente fanáticos de una victoria que nunca había conocido antes, pero que querían ayudar. Dice mucho sobre esta universidad y cómo es la gente».

Como cualquier familia bien entrenada, Al Smith inmediatamente elaboró ​​un plan de juego el jueves pasado después de que la vida lo dijera de manera audible. Estaban cerca de Sam’s Club cuando la hija adolescente de Mark, McKenna, recibió un mensaje de texto de un amigo en el edificio diciendo que el vecindario de Spanish Hills había sido evacuado.

El entrenador recuerda: «Cuando dejamos Sam’s Club, mi esposa estaba haciendo su lista:» Mackina, vas a conseguir esto, Mika, vas a conseguirlo «.» Literalmente, teníamos nuestro plan de juego listo para ir e íbamos a entrar y sacar todo de allí «.

Llegaron a un cuarto de milla de la casa cuando una pared de humo se cerró.

«Si voy más lejos, no puedo ver», dijo Smith. «Conducía a ciegas. Dije: ‘No hacemos esto’. No era seguro. Nos dimos la vuelta».

Un vecino llamó el jueves por la noche para decirles que su casa y los dos autos de su propiedad habían desaparecido. El susto aún está fresco, con los fuegos aún ardiendo, el técnico de CU llevó a Twitter Y cuéntaselo al mundo.

READ  La estrella italiana Lorenzo Insigne se unirá al Toronto FC con un contrato de 4 años en julio

La respuesta fue asombrosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *