Final trágico para presunto autor de doble asesinato en Cuba
Fecha 05/12/2018
advertisement

El cubano Rafael García, presunto autor del doble crimen que conmovió la provincia de Cienfuegos el pasado mes de mayo, se quitó la vida en la víspera del juicio que […]

El cubano Rafael García, presunto autor del doble crimen que conmovió la provincia de Cienfuegos el pasado mes de mayo, se quitó la vida en la víspera del juicio que estaba programado para este miércoles.

Desde horas de la mañana las inmediaciones de la funeraria en la que se velaba el cuerpo del García se empezaron a aglomerar una gran cantidad de personas que se iban acercando en aras de satisfacer la curiosidad sobre el hecho sucedido.

“Se ahorcó porque estaba arrepentido de lo que hizo y no quiso verle la cara a los familiares de las víctimas. Desde la cárcel llamaba a su familia para decirles que no podía vivir allí dentro”, expresó una de las vecinas de García que prefirió no revelar su identidad.

Cocodrilos y clarias salen de las alcantarillas de Cienfuegos

García fue acusado del asesinato de Tomasa Causse Fabat, una enfermera de 64 años, y su hija Daylín Najarro Causse, de 36 años, ambas ultimadas con un arma blanca. García era pareja de Navarro y yerno de Causse.

De acuerdo a declaraciones brindadas por los vecinos de las víctimas, sobre la hora del mediodía se comenzaron a escuchar gritos en las afueras de la vivienda en la que se encontraban las mujeres. En uno de los momentos salió de la casa y se refugió en casa de unos vecinos, pero su agresor la persiguió para rematarla y degollarla en frente de los testigos.

En medio de un fuerte operativo policial se desarrolló el sepelio del presunto asesino de dos mujeres en Cienfuegos

En el momento de su muerte Navarro se encontraba embaraza de tres meses de otro hombre.

Publicidad

El hermano de las victimas  confesó que el suicidio de García no da paz a su familia.

“Todo esto ha sido muy duro para mí. Primero porque no se pudo hacer justicia y ha removido el recuerdo de todo lo que viví con mi madre y mi hermana, y luego porque mi sobrina ahora quedó también huérfana de padre”, expresó.

García había estado detenido en prisión anteriormente por tocar lascivamente a su hija y justamente acababa de cumplir un año de sentencia cuando cometió el horrendo crimen.

“La misma niña dijo que su papá abusaba de ella, pero como no encontraron pruebas solo lo condenaron a un año y seis meses de prisión por un delito menor, algo así como exhibicionismo”, expresó uno de los familiares de las víctimas.

A pesar de que juicio contra Rafael García ha sido suspendido, la prensa nacional hasta el momento no se ha pronunciado a respecto.

El gobierno cubano no estila el publicar abiertamente las cifras de hecho de sangre cometidos en la Isla y rara vez los medios oficiales hacen eco de este tipo de noticia.


Publicidad
advertisement
advertisement