Español 150 estudiantes curan exposición sobre desplazamiento en Boyston Hall | Letras

Desde instantáneas de periódicos de personas que cruzan la frontera entre Estados Unidos y México hasta retratos de chalecos salvavidas de refugiados sirios flotando en aguas griegas, las representaciones visuales de la experiencia de los expatriados varían en forma y contenido: 150 estudiantes españoles Una lección: Migración y cine a través del país por el profesor Wuster, que es muy familiar. Los 16 estudiantes de la clase han creado su propia exhibición de arte en el campus, esculpiendo temas amplios a través de las fronteras y explorando varias descripciones de desplazamiento, en exhibición del 25 de abril al 6 de mayo.

Decorando las paredes del Digner Lounge en el primer piso de Boyston Hall, la exposición tiene varios proyectos. Películas animadas, películas de cuentos, documentales, literatura infantil y novelas gráficas: junto con colecciones de obras que representan la experiencia de los inmigrantes, los visitantes pueden encontrar ejemplos seleccionados de cultura visual con títulos escritos por estudiantes. Además, cada estudiante diseñó su propia representación física de un concepto asociado a la exposición, como creencia, impacto e invisibilidad, que el líder del curso Vega-Duran compiló juntos. Quill está con poemas seleccionados del texto leído para el plan de estudios para que los estudiantes amplíen sus ideas personales.

Según Vega-Durán, presidente del Comité Asesor de la Facultad sobre Raza, Migración y Derechos (EMR), un departamento secundario brindado por Harvard, busca analizar el permanente «bombardeo de imágenes» que consumimos en relación con la migración.

“¿Qué es lo que tenemos todo el tiempo? Expresamos cultura visual en todo momento. Creo que la gente va a dar por hecho todos los lenguajes de la cultura visual”, dijo Vega-Duran. «Tienes que entender cómo leer imágenes».

READ  MotoGP y SARCO elogian a las 'escuelas' italianas y españolas por el éxito actual de Francia

Aunque la exhibición fue un esfuerzo de colaboración entre cada miembro de la clase, los estudiantes en su mayoría fueron autoguiados. Inspirándose en las obras de artistas externos seleccionados para la exhibición, que incluyeron fotografía, acuarela y escultura, los estudiantes usaron dibujos y arte digital para crear sus cuadrados de pluma.

“Cada uno tiene diferentes ideas, diferentes experiencias, diferentes narrativas visuales, y les gusta expresarlo con su palabra particular”, dijo María V., estudiante de secundaria en lenguajes y literatura del amor que se sumó al curso. Caltchenko ’23 dijo. Eligió «inmigrante / inmigrante» como su concepto.

Para continuar la conversación en la reunión de Estudios Visuales y EMR, Spanish 150 dio la bienvenida a muchos oradores invitados para hablar con los estudiantes sobre su trabajo, incluidos sus trabajos, incluida la activista y artista nacida en México Arlene Correa Valencia. Korea Valencia ve el arte como un vehículo liberador para el debate.

“Las artes visuales son realmente una forma de comunicarse sin la necesidad de un lenguaje hablado o un sistema de comunicación limitado para ciertas audiencias”, dijo Valencia Corea en una entrevista con The Crimson. «Cuando lo llevamos a un espacio educativo, es una herramienta para una perspectiva diferente, que no es tradicionalmente o numéricamente necesaria en la educación».

Vega-Durán explicó que aunque el propósito del proyecto se limitó inicialmente a la reubicación de países de habla hispana a los Estados Unidos, la clase rápidamente se dio cuenta de que la exhibición se beneficiaría al acomodar narrativas más globales, un reflejo de la determinación de la clase de considerar nuevas cosas. Perspectivas. Captar la experiencia de los inmigrantes no tiene por qué ser un esfuerzo limitado: en palabras de Korea Valencia, el arte “tiene el poder de trascender fronteras”.

READ  El asesinato del presidente haitiano expone el sombrío mundo de los mercenarios colombianos

Aunque Vega-Durán dice que es necesario un tamaño de clase pequeño para fomentar la discusión, cree que Harvard ampliará el plan de estudios de EMR. Aunque muchas organizaciones pares no lo hacen, 70 escuelas de todo el país, incluidas la Universidad de Columbia, la Universidad de Chicago y la Universidad de Stanford, ya han dedicado sus recursos al campo de la etnografía completa. Mejorar la EMR en Harvard requerirá el apoyo de la academia.

«Pensar es complicado: ¿cómo te enfocas en un campo o área intermedia donde tienes divisiones?» Dijo Vega-Durán. “Mi objetivo es moderar el EMR. Así que hay cinco métodos y cursos diferentes y no digas ‘OK, tengo mi secundaria’. Pero, ‘¿Cómo están conectados? ¿Cómo entendemos la migración global o transnacional?”

Korea Valencia describió cómo fue sorprendente tener una audiencia tan comprometida con su historia en Harvard. Según Vega-Durán, la popularidad de EMR Secundaria ha estado creciendo constantemente recientemente, beneficiando a estudiantes y profesores por igual.

«Creo que esto es algo muy importante sobre EMR. Enseñas, pero también aprendes de los estudiantes. Tienes algo que realmente satisface a todos», dijo Vega-Duran.

Para los estudiantes, su objetivo es fomentar una conversación y alentar a otros a reflexionar sobre su relación personal sobre el tema de la migración.

«La experiencia de la emigración no puede ser la misma. Es muy diferente para cada persona. Este arte básicamente nos muestra que hay elementos globales en la migración que revisan el significado de ser humano», dijo Kaltchenko. «Todas estas partes de la exposición están en conversación. Creo que el público es parte de esa conversación».

READ  Columbia: Libro de Periodismo No Violento publicado

Los visitantes pueden ver la exhibición hasta el 6 de mayo en Boyston Hall, ubicado en Harvard Yard.

—Escritor empleado Charles W. Se puede acceder a McCormick en cri charles.mccormick @ thecrimson.com.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.