España apuesta por la mejora de la gestión forestal para dinamizar la economía y la salud

La ministra española de Transformación Ambiental, Teresa Ribera, confirmó el jueves durante una conferencia que la gestión de la naturaleza debe ser parte de la política climática. Por tanto, España está gestionando sistemáticamente los bosques como motor económico y contribuyendo a entornos saludables para la población.

#Biodirecto

Esta conferencia formó parte del ciclo virtual de encuentros #Biodirectos que puso en marcha el ministerio y fue retransmitida en directo y de forma simultánea en los distintos canales de redes sociales de la Fundación Biodirectos. En su discurso, la Ministra enfatizó los múltiples beneficios que brindan los bosques; Absorbe dióxido de carbono, fortalece el suelo, genera empleo, aire limpio, alimentos y agua … en definitiva: un bosque sano significa gente sana.

Zonas rurales versus urbanas en España

Ribera señaló que los bosques están ayudando a restablecer el desequilibrio entre la “España rural y urbana”. Gran desafío en tiempos de cambio climático. “Necesitamos alentar a los bosques a que estén bien cuidados y gestionados porque de ellos depende el sustento de millones de personas en todo el mundo”, dijo Ribera.

La mejora de los sistemas de aprovechamiento de los productos forestales es un tema destacado en España. El gobierno actual debe implementar medidas de prevención de incendios forestales y desarrollar una nueva estrategia forestal nacional. Ribera ha pedido la modificación y modernización de las reservas forestales, tradición con la que España cuenta con muchos años de experiencia.

El discurso de Ribera fue seguido de una mesa redonda en la que, además del director del Instituto Forestal Europeo, Marc Ballahy, participaron varios reconocidos especialistas españoles en el campo de la silvicultura y la biodiversidad.

READ  Los premios UK / Spain Business Awards se otorgan a 14 empresas que trabajan para fortalecer los lazos comerciales entre el Reino Unido y España

Está confirmado que España tiene cerca de 18 millones de hectáreas de bosque, con una biodiversidad excepcional y una gran diversidad. La mayoría de los bosques tienen valor añadido en las zonas rurales y proporcionan madera, frutas, resina, corcho y setas.

Joyas de la naturaleza

Muchos bosques indígenas hermosos y maduros se han desarrollado sin la intervención humana en las “joyas de la naturaleza” y son de gran importancia para la biodiversidad de España. También es destacable que España tiene muchos bosques urbanos, que cumplen una “función excepcional” que beneficia a millones de ciudadanos. Tiene sentido tener cuidado al gestionar los bosques, cambiar la marea y así mejorar la biodiversidad.

Los combustibles fósiles son catastróficos

Según Mark Ballhey del Instituto Forestal Europeo, la pérdida de biodiversidad y una epidemia son el resultado de una economía basada en combustibles fósiles. Ha impulsado la creación de un nuevo paradigma en el que la vida y el consumo ya no sean el motor de una economía que coloca al capital natural y social en la cima.

Otro experto descubrió que España es un país “muy deforestado”, con alrededor del 60% de su territorio compuesto por tierras montañosas o bosques, pero solo el 35% es “bosque real”. Sin embargo, España es el país que más aporta a la biodiversidad dentro de la Unión Europea.

Esto significa que existe una necesidad urgente de aumentar y restaurar la superficie forestal existente. Esto se puede lograr mediante el uso de la ganadería a gran escala (pequeños grupos de animales en vastas extensiones de tierra) y el uso de recursos naturales renovables y la revitalización rural para que la gente continúe viviendo en las montañas.

READ  Sabio Group adquiere Fonetic, especialista en robots de voz

Estoy buscando equilibrio

FSC España lleva más de tres años trabajando en la “gestión forestal adaptativa” y ha desarrollado herramientas para que los propietarios de bosques y bosques se integren en su trabajo diario, midan los impactos del cambio climático en sus bosques e implementen medidas y acciones para hacerlos más elástico. La organización española PEFC, que también apuesta por la gestión y certificación forestal, ve un “desconocimiento” sobre los bosques y las personas que los cuidan. Como resultado, “la naturaleza está desequilibrada con los humanos y eso es caro”. Se debe salvar la brecha entre los bosques rurales y urbanos para garantizar un futuro forestal “saludable y bien gestionado”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *