Es probable que las elecciones presidenciales de Colombia se dirijan a una segunda vuelta en junio | Nanaimo

Los candidatos también se centraron en el aumento de la violencia que afecta al país, que la Cruz Roja concluyó en 2021 que había alcanzado su nivel más alto en los últimos cinco años. Aunque se está trabajando en un acuerdo de paz, el territorio y las rutas de contrabando de drogas que alguna vez fueron controladas por las FARC se disputan entre otros grupos armados como el Ejército de Liberación Nacional (ELN), una guerra de guerrillas fundada en la década de 1960, y desertores de las FARC. Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y Movimiento Armado Revolucionario de Colombia. El cartel del clan Del Golfo.

Pietro y la cocandidata Francia Márquez han reforzado significativamente su seguridad tras denunciar amenazas en su contra. A veces los acompañaban unos 10 guardaespaldas con armadura.

El principal rival de Petro durante la mayor parte de la campaña fue Federico Gutiérrez, el exalcalde de Medellín que contaba con el apoyo de la mayoría de los partidos tradicionales de Colombia y operaba en una plataforma de crecimiento económico favorable a las empresas.

Pero Hernández, el magnate inmobiliario populista, ha seguido subiendo en las encuestas. Tiene pocas conexiones con los partidos políticos y ha prometido reducir el despilfarro del gobierno y ofrecer recompensas a las personas que denuncien a funcionarios corruptos.

Esta es una actualización de noticias urgente. Una historia anterior de AP sigue a continuación.

BOGOTÁ, Colombia (AFP) – Los colombianos que emergen de la pandemia de coronavirus votaron el domingo por un nuevo presidente, eligiendo entre seis candidatos que prometieron diversos grados de cambio en medio de la creciente desigualdad, la inflación, la violencia y el descontento con el status quo.

El exrebelde Gustavo Petro, quien ha liderado las encuestas, podría convertirse en el primer presidente de izquierda de Colombia. Pero esas encuestas también indicaron que probablemente tendría menos del 50% de los votos necesarios para ganar la primera vuelta y evitar una segunda vuelta contra el segundo clasificado.

Detrás de él estaba un magnate inmobiliario populista que prometía recompensas financieras a cambio de consejos sobre funcionarios corruptos y un candidato de derecha que trató de distanciarse del actual presidente conservador que no le gustaba mucho, Evan Duque.

READ  Messi está interesado en el regreso del Barcelona después de colgar los zapatos

“El principal problema del país es la desigualdad de condiciones y el trabajo no está bien pagado”, dijo Jenny Bello, quien vendía café cerca de una larga fila de votantes bajo un típico cielo nublado en la capital, Bogotá. Tuvo que recurrir a las ventas no oficiales después de meses sin trabajar por la pandemia.

La victoria de Petro se sumaría a una serie de victorias políticas de izquierda en América Latina a medida que la gente busca cambios en un momento de insatisfacción con la situación económica. Chile, Perú y Honduras eligieron presidentes de izquierda en 2021, y en Brasil, el expresidente Luiz Inacio Lula da Silva lidera las elecciones presidenciales de este año. México eligió un presidente de izquierda en 2018.

Esta es la segunda elección presidencial en Colombia -el tercer país más poblado de América Latina- desde que el gobierno firmó un acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, más conocidas como las FARC. Pero el acuerdo divisivo no fue un tema central en la campaña electoral, y la pobreza y la corrupción atrajeron más atención.

El día de las elecciones se desarrolló en un ambiente pacífico en la mayor parte del país. Pero el ministro de Defensa, Diego Molano, dijo que tres explosiones en el estado de Guaviare, en el centro-sur, ocurrieron en áreas rurales alejadas de los colegios electorales, hiriendo a un soldado con metralla, y agregó que los responsables eran grupos disidentes de las FARC. Los disidentes operan en la zona.

Mientras tanto, decenas de colombianos que querían regresar a casa para votar enfrentaron dificultades en la frontera con Venezuela. La organización no gubernamental Misión de Observación Electoral de Colombia denunció que «los guardias venezolanos impedían el paso de colombianos» por los puentes fronterizos.

Las autoridades de inmigración en Colombia dijeron que un acuerdo pedía que los colombianos registrados para votar en los consulados fronterizos pudieran ingresar a su país de origen.

READ  Canadá empató con Jamaica, ganó el Grupo A en el Campeonato Femenino Sub-17 de CONCACAF

Petro dijo que restablecería las relaciones diplomáticas con el gobierno de Nicolás Maduro, que está cortada con Duque desde 2019.

Es el tercer intento de Petro de ser un jefe de Estado sudamericano. Fue derrotado en 2018 por Duque, quien no pudo optar a la reelección.

La victoria de Petro marcará el comienzo de una nueva era política en un país que siempre ha sido gobernado por conservadores o moderados, mientras que la izquierda ha sido marginada debido a su supuesta asociación con el conflicto armado del país. Una vez fue un rebelde del ahora desaparecido movimiento M-19 y fue indultado después de ser encarcelado por su participación en el grupo.

Ha prometido importantes ajustes a la economía, incluida la reforma fiscal, así como cambios en la forma en que Colombia lucha contra los cárteles de la droga y otros grupos armados. Su principal rival durante la mayor parte de la campaña fue Federico Gutiérrez, el exalcalde de Medellín que contó con el apoyo de la mayoría de los partidos tradicionales de Colombia y que operaba con una plataforma de crecimiento económico favorable a las empresas.

Gutiérrez ha prometido combatir el hambre extendiendo subsidios y alianzas público-privadas para que los alimentos que se desperdicien lleguen a los más pobres.

Una encuesta de Gallup realizada a principios de este mes mostró que el 75% de los colombianos cree que el país va en la dirección equivocada y solo el 27% aprueba a Duque. Una encuesta de Gallup del año pasado encontró que el 60% de los encuestados tenía dificultades para administrar sus ingresos.

La pandemia de coronavirus ha hecho retroceder los esfuerzos contra la pobreza del país durante al menos una década. Las cifras oficiales mostraron que el 39% de los 51,6 millones de residentes de Colombia vivían con menos de $89 al mes el año pasado, una ligera mejora con respecto a la tasa del 42,5% de 2020.

Mientras tanto, la inflación en el país el mes pasado alcanzó su nivel más alto en dos décadas. El gobierno de Duque justificó la tasa del 9,2% de abril diciendo que era parte de un fenómeno de inflación mundial, pero la polémica no calmó el resentimiento por el aumento de los precios de los alimentos.

READ  La Fédération Internationale de Football Association (FIAS) realiza un simposio internacional para entrenadores de sambo en Colombia

dijo Juan David González, de 28 años, quien votó por segunda vez en la elección presidencial.

Además de los desafíos económicos, el próximo presidente colombiano también tendrá que lidiar con un complejo problema de seguridad y corrupción, que es una gran preocupación para los votantes.

La Cruz Roja concluyó el año pasado que Colombia había alcanzado el nivel más alto de violencia en los últimos cinco años. A pesar de la implementación del acuerdo de paz con las FARC, el territorio y las rutas de tráfico de drogas que alguna vez controló se disputan entre otros grupos armados como el ELN, o ELN, una guerra de guerrillas fundada en la década de 1960, y desertores de las fuerzas armadas. La Columbia Revolucionaria y el Cartel de las Tribus del Golfo.

El sucesor de Duque deberá decidir si reanuda los diálogos de paz con el Ejército de Liberación Nacional, que suspendió en 2019 tras un atentado en el que murieron más de 20 personas.

Consciente de las preocupaciones de los votantes sobre la corrupción, el magnate inmobiliario Rodolfo Hernández ha puesto el tema en el centro de su campaña. Hernández, el exalcalde de Bucaramanga, se levantó abruptamente en la fase final de la campaña tras prometer «limpiar» el país de la corrupción y donar su salario.

Los otros candidatos son Sergio Fajardo, exalcalde de Medellín y candidato de Alianza de Centro. el líder cristiano John Milton Rodríguez y el conservador Enrique Gómez.

___

García Cano informa desde Caracas, Venezuela.

Astrid Suárez y Regina García-Cano, Associated Press

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.