Empresas telefónicas: por qué las empresas españolas de telecomunicaciones cobran precios más altos a sus mejores clientes y premian a todos | Economía y Negocios

La feroz competencia en el sector de las telecomunicaciones en España está provocando que los operadores gasten grandes sumas de dinero en llamativas campañas publicitarias para conseguir “ofertas inigualables”. Sin embargo, nunca hay información relevante, ni siquiera en forma de comunicado de prensa, sobre los aumentos de precios en curso para los clientes existentes.

Este último suele detectar un próximo cambio de plan a través de un SMS o mensaje secreto en su última factura. A menudo, el cliente perderá el mensaje y solo se enterará cuando se haya cobrado la nueva tarifa.

¿Cuál es el punto de la estrategia corporativa aparentemente suicida de reservar el peor tratamiento para sus clientes más rentables?

Los expertos señalan que este es un enfoque a corto plazo: los beneficios financieros de la empresa solo duran hasta que los clientes se dan cuenta de que están pagando una cantidad inusualmente alta por servicios que pueden obtener en otro lugar por la mitad del precio. A veces, esto es posible incluso sin cambiar de empresa, porque estas empresas tienen marcas de bajo costo.

Movistar, que es propiedad de Telefónica, ha experimentado una caída en los ingresos debido a la competencia de bajo costo.

La principal razón, dicen los operadores, es el modelo adoptado por el regulador español de mercado y competencia, CNMC, que obliga a los grandes operadores a compartir sus redes con cualquier empresa que lo solicite, a tarifas reguladas. Este tipo de legislación facilita que los nuevos participantes reduzcan sus tarifas para ganar un nicho y, a su vez, los grandes proveedores de servicios se ven obligados a inventar sus propias marcas de bajo costo para detener el éxodo de clientes.

READ  ¿Por qué España no tiene agencia espacial propia?

Movistar (Telefónica) tiene O2, Orange tiene Simyo, Vodafone tiene Lowi y el operador vasco Euskaltel tiene Virgin Telco. Estas empresas hermanas a menudo tienen una gama similar de servicios, pero a precios que pueden ser hasta un 50% más bajos.

El mercado español está inmerso en una imparable transición hacia las comunicaciones de bajo coste, evidenciado por el hecho de que los ingresos corporativos han ido cayendo ininterrumpidamente durante más de una década. En 2020, las tres mayores empresas sufrieron las mayores pérdidas: Telefónica perdió un 5,2%, cerrando el año con unos ingresos de 14.600 millones de euros, Orange cayó un 5,4% (5.100 millones de euros) y Vodafone cayó un 3,4% (4.800 millones de euros).

Vodafone planea subir los precios en julio.
Vodafone planea subir los precios en julio.

En el otro extremo del espectro, los ingresos de MásMóvil crecieron un 16,2% el año pasado a 2.200 millones de euros, mientras que Digi Network, con sede en Rumanía, que utiliza la red Movistar (Telefónica), experimentó un crecimiento exponencial del 41%.

Mientras tanto, los principales operadores han elevado discretamente sus tarifas en los planes existentes. Telefónica fue la primera en implementar un aumento de tarifa mensual de 2 € a 3 € a mediados de enero en todos sus planes Fusion. Orange subirá su tarifa entre 2 y 5 euros en muchos de sus planes, incluidos Love Original y Love Total. Vodafone prevé subir los precios a mediados de julio, afectando a los clientes de los planes One Ilimitada y Hogar Ilimitable.

También en julio, Euskaltel -ahora propiedad de MásMóvil y opera bajo tres marcas, Euskaltel en el País Vasco, R en Galicia y Telecable en Asturias- cobrará una tarifa adicional de hasta 5 € mensuales por mejoras no deseadas en teléfonos fijos, móviles y Servicios de internet y televisión.

READ  España reabre su embajada en Libia tras siete años de cerrarla

Versión inglesa por Susanna Ora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *