El sudeste asiático es el más peligroso para el transporte marítimo, según un informe