Luego de su visita a los Estados Unidos, el volver a ver al legendario presentador Rafael Serrano en la emisión estelar del noticiero nacional de televisión era algo que muchos […]

Luego de su visita a los Estados Unidos, el volver a ver al legendario presentador Rafael Serrano en la emisión estelar del noticiero nacional de televisión era algo que muchos cubanos tenían ganas de presenciar.

¿Se habría dado un tinte en el bigote? ¿Le habrían aplicado alguna sanción por darse una escapadita al “imperio” que tantas veces a criticado en sus mensajes? ¿Subiría de peso?, son solo lagunas de las preguntas que en Cuba muchos se han estado haciendo por estos días.

Al cubano, como a estar detrás de la última no hay nadie que le gane, estuvo pendiente del noticiero hasta que volvió a aparecer el hombre del bigote más famoso de la pequeña pantalla en la Isla.

En su reaparición en el Estelar, el icónico presentador que el pueblo ha asociado durante mucho tiempo con noticias de envergadura o hechos de marca mayor, hubo algo que llamó la atención al pueblo cubano, su saludo no fue el mismo.

“Buenas noches, al saludarlos estamos iniciando la Emisión Estelar…..”, así ha saludado siempre el presentador en cada una de las emisiones del noticiero, o por lo menos es como más se recuerda al tratar de hacer memoria… pero en esta ocasión el saludo fue completamente distinto.

“Al saludarlos, con humildad, cariño y respeto multiplicado…”, fueron las palabras del presentador.

El saludo del presentador, a pesar de ser simplemente un mensaje a los televidentes, quizás guardaba también un mensaje al alto mando cubano, el cual perfectamente pudo haber tenido sus dudas sobre la fortaleza de sus ideales.

Su peculiar forma de saludar desató una oleada de comentarios en las redes sociales.

“Te faltó decir..De vacaciones, En el Imperio Monstruoso, Vil y Despiadado”, “Con humildad después de una navidad imperialista. Jajajaja”; “Y regresó cargado como MULA PARA EL ICRT COMPLETO”, fueron algunos de los comentarios.

La visita de Rafael Serrano no fue bien recibida en los Estados Unidos, sobre todo por la comunidad cubanoamericana que si bien no le reprocha el hecho de trabajar en el noticiero, ya simplemente transmite lo que se le ordena, el emocionarse a las claras al dar noticias sobre las acciones de la Revolución cubana, es algo que no le perdonan.

Fuente: CubaTrending

Publicidad
advertisement
advertisement