El narcotraficante más buscado de Colombia atrapado en Jungle Raid

Las fuerzas de seguridad colombianas capturaron al narcotraficante más buscado del país, un caudillo rural que ha corrompido a funcionarios estatales durante más de una década y se ha vinculado a militantes de izquierda y derecha.

El presidente Evan Duke comparó el sábado la detención de Piero Antonio Asuka con la captura de Pablo Escobar hace tres décadas.

El ejército colombiano proporcionó a los medios de comunicación esposas y botas de goma preferidas por los campesinos.

Ozonia, más conocida por su apodo Otoni, es considerada la líder de un clan del Golfo muy temible cuyo ejército de asesinos buscaba controlar gran parte del norte de Colombia a través de densos bosques al norte de Centroamérica y Estados Unidos.

La Administración de Control de Drogas de EE. UU. Lo ha incluido durante mucho tiempo como el fugitivo más buscado y fue recompensado con $ 5 millones por su captura. Fue acusado por primera vez en el Tribunal Federal de Manhattan en 2009 por cargos de drogas y por ayudar e incitar a un grupo paramilitar de extrema derecha designado por el gobierno de Estados Unidos como organización terrorista. Más tarde fue acusado en tribunales federales en Brooklyn y Miami por cargos de importar al menos 73 toneladas métricas de cocaína a los Estados Unidos entre 2003 y 2014 a través de países como Venezuela, Guatemala, México, Panamá y Honduras.

Pero al igual que muchos de sus hombres armados, recorrió una línea de varios grupos guerrilleros, el más reciente de los cuales se dijo que lideraban las fuerzas de autodefensa guidanistas de Colombia, después del tizón de la izquierda colombiana a mediados del siglo XX.

READ  Documentos españoles de hoy: Barcelona se prepara para usar el boleto del Atlético de Madrid mientras se calienta la apuesta por el título de La Liga

La inteligencia proporcionada por los Estados Unidos y el Reino Unido llevó a más de 500 soldados y Fuerzas Especiales de Colombia a la selva de Suka, que estaba custodiada por ocho redes de seguridad.

Suka pasó desapercibido por las autoridades durante muchos años, evitando el alto perfil de los famosos narcóticos de Colombia.

Él y su hermano, que murieron en el ataque de 2012, comenzaron como pistoleros para el grupo guerrillero de izquierda ahora conocido como Ejército de Liberación Popular, y luego cambiaron de bando y se unieron al partido de derecha, el enemigo devastado por la guerra de los rebeldes. . Comité Paramilitar.

Exploró en profundidad el inframundo criminal de Colombia, estableció operaciones en el estratégico Golfo del Norte de Colombia, una importante ruta de drogas rodeada por el Océano Pacífico y el Caribe, y se negó a desarmarse cuando esos militantes firmaron un acuerdo de paz con el gobierno. El mar a ambos lados.

Las filtraciones y la red de casas rurales seguras que supuestamente movía todas las noches le permitieron durante años resistir la campaña de tierra quemada por los militares contra el Clan del Golfo. Mientras desafiaba a las autoridades, su leyenda como ladrón creció con historias de terror contadas por las autoridades colombianas a mujeres menores de varios años.

Pero la guerra golpeó al fugitivo de 50 años, quien insistió en que debería dormir en colchones ortopédicos para minimizar las lesiones en la espalda incluso mientras corría. En 2017, mostró su rostro por primera vez cuando el Papa Francisco visitó el país, lanzando un video en el que le pidió a su grupo que le permitiera deponer las armas y movilizarse como parte del proceso de paz del país. Las fuerzas armadas revolucionarias más grandes de Colombia.

READ  Por qué la transmisión en español puede ser un mercado en crecimiento para las empresas

Su arresto fue un estímulo para el duque conservador de que no se ajustaba a la retórica de la ley y el orden para impulsar la producción de cocaína.

La tierra dedicada a la producción de cacao, la materia prima del cacao, aumentó un 16% el año pasado a 245.000 hectáreas, un nivel no visto en dos décadas de esfuerzos de erradicación de Estados Unidos, según el informe de la Casa Blanca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *