En su cuarto salto el jovencito de Cuba, Juan Miguel Echevarría, cumplió su propio vaticinio de adueñarse del campeonato panamericano de salto largo con registro de 8 metros y 27 […]

En su cuarto salto el jovencito de Cuba, Juan Miguel Echevarría, cumplió su propio vaticinio de adueñarse del campeonato panamericano de salto largo con registro de 8 metros y 27 centímetros, inalcanzable para sus rivales, mientras Rose Mary Almanza cosechaba medalla de plata en los 800 metros platos.

Fue una reñida competencia entre dos saltadores estelares, pues luego de la primera ronda clasificatoria, el jamaicano Tajy Gayle lideraba con un salto de 8,17 metros, con el que había enviado a Juan Miguel al segundo peldaño.

Finalmente, Gayle no pudo remontar en sus dos últimos intentos, en tanto el uruguayo Emiliano Lasa se quedaba con el bronce luego de marcar un discreto salto de 7,87.

Oro de largo para Juan Miguel y el atletismo va por dos«Aquí sentí el calor caribeño, muchas gracias a todos los que me…

Publicidad

Posted by JIT on Wednesday, August 7, 2019

El cubano Maikel Massó, quien compitió aún resentido de una lesión, según su entrenador Daniel Osorio, no pudo pasar de un pobre 7,21 que no le alcanzó para estar presente en la segunda ronda.

Al término de la competencia, Juan Miguel, quien cumplirá 21 años de edad este domingo 11 de agosto, afirmó que se sintió afectado por el clima frío de Lima, pero espera nuevas alegrías en eventos internacionales, como el Campeonato del Mundo, programado para desarrollarse en Catar entre el 27 de septiembre y el 6 de octubre de este año, y la Olimpiada de Tokío en 2020.

Sobre el comportamiento de sus rivales y el hecho de no comandar la prueba hasta el cuarto salto, pues el 8,09 del inicio fue rápidamente superado por Gayle en el segundo intento, el flamante monarca explicó. “Nunca tuve presión, siempre estuve muy seguro y confiaba en la preparación hecha. Estaba pensando en obtener una marca por encima de los 8,50 metros, pero debido al tiempo (mucha frialdad), me concentré solo en asegurar el resultado para la delegación, que tanto la necesitamos”.

La satisfacción por estar en su primera cita continental y ser premiado por Carl Lewis, el conocido Hijo del Viento, tampoco faltó en el diálogo. “Son mis primeros Juegos a este nivel y los he disfrutado, me he divertido y he cumplido al brindarles este oro. A Lewis lo conocí el pasado año y me felicitó por los resultados, no obstante, siempre es un alto honor ser premiado por uno de los atletas más extraclases que ha pasado por el atletismo mundial”.

Publicidad
advertisement
advertisement