El gobierno amplía el escudo anti-adquisiciones para las empresas españolas hasta fin de año

El gobierno español ha extendido hasta el 31 de diciembre la obligación de cualquier inversor extranjero, incluso de la Unión Europea, de solicitar permiso expreso para comprar más del 10% de una empresa estratégica que cotiza en bolsa. O en todo caso si la inversión supera los 500 millones de euros.

En marzo de 2020, en medio de un bloqueo para frenar la pandemia, el gobierno español aprobó un escudo para proteger a las empresas españolas de los inversores extracomunitarios, aprovechando su valor de mercado a la baja. Meses después, el 17 de noviembre, se amplió la protección de las empresas españolas para resguardarlas de posibles licitaciones de la Unión Europea y la Asociación de Libre Comercio.

En ese momento, los analistas especulaban que Deutsche Telekom podría hacer una oferta para comprar Telefónica a un precio históricamente bajo, en niveles no vistos desde 2002. Hubo momentos tensos en Telefónica cuando quedó claro que el precio de sus acciones era un llamado a una adquisición. . Y esto, por ejemplo, tanto en Francia como en Alemania, el país tiene una gran presencia en la capital de France Telecom y Deutsche Telekom. Dos meses después, Telefónica apoyó un cambio de presidencia del Grupo Prisa -propietario de El País, el diario de referencia de los socialistas españoles- para nombrar una nueva dirección más cercana al presidente del gobierno Pedro Sánchez. Desde entonces, el consenso editorial con las tesis del gobierno ha sido consistente y consistente.

Como resultado de este escudo anti-OPA, aún está pendiente una OPA parcial por parte del Fondo Monetario Internacional Australiano del 22% del capital social de Naturgy. El gobierno tiene seis meses, hasta el 6 de agosto, para pronunciarse sobre el asunto.

READ  El canciller español dijo que Qatar es un gran inversor en España

Durante los últimos meses, bajo la protección de este sistema, el gobierno ha aprobado unas dos docenas de adquisiciones, siendo las últimas tres apenas la semana pasada. Incluía la compra de Euskaltel -por aproximadamente 1.995 millones de euros- por MasMóvil, sociedad participada por fideicomisos estadounidenses y luxemburgueses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *