El alcalde de la ciudad colombiana de Cali reportó 13 muertes y dice que varias de ellas pueden haber estado vinculadas a la protesta.

BOGOTÁ (Reuters) – El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, dijo el sábado que al menos 13 personas murieron el viernes en Cali, el epicentro de las protestas a nivel nacional, y que muchos de los muertos pueden haber estado vinculados a las protestas.

El viernes vio un mes de manifestaciones a menudo sangrientas en todo el país. El gobierno ha relacionado el asesinato de 17 civiles y el asesinato de dos policías con las protestas que comenzaron el 28 de abril, mientras que grupos de derechos humanos dicen que las fuerzas de seguridad han matado a decenas de civiles.

Las protestas originalmente tenían como objetivo oponerse a la reforma fiscal que ahora se ha retirado pero que desde entonces se ha expandido. Los disturbios también presionaron al gobierno para que dejara de lado la reforma de salud y provocaron la renuncia del exministro de Finanzas Alberto Carrasquilla.

“Este fatídico día significa una gran cantidad de muertes”, dijo Ospina en un mensaje de video, “pero aún no podemos determinar si todas las muertes del 28 de mayo estuvieron estrechamente relacionadas y vinculadas a las protestas”.

Las conversaciones entre el gobierno y los líderes de la protesta, incluidos los líderes sindicales que formaron el Comité Nacional de Huelga, se estancaron.

Ospina agregó que además de las 13 muertes reportadas por el Ministerio Público, se reportaron 34 personas heridas.

Más temprano el sábado, Carlos Rojas, el ministro de seguridad de la ciudad, dijo que al menos cinco de los muertos el viernes estaban directamente relacionados con las protestas.

Un representante de la Fiscalía General dijo que se espera que el domingo se anuncie la confirmación de la causa de la muerte.

READ  La fría nieve de Kroos mantiene al Real Madrid en camino de remontar títulos

A raíz de la violencia que estalló en la tercera ciudad más grande de Colombia y sus alrededores el viernes, el presidente Iván Duque ordenó un “despliegue máximo” de personal militar en Cali y Valle del Cauca, su capital provincial.

El gobierno y los líderes de la protesta llegaron a un “acuerdo previo” para poner fin a las manifestaciones el lunes, pero los organizadores de la huelga dijeron el jueves que el gobierno no había firmado el acuerdo y lo acusaron de postergar las cosas.

Agregó que el gobierno no había firmado el acuerdo porque algunos líderes de la protesta no habían condenado los cortes de ruta. Las conversaciones se reanudarán el domingo.

(Elaborado por Oliver Griffin y Nelson Bocanegra en Bogotá; editado por Matthew Lewis)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *