Jaquavius ​​Matthews ha confesado a los oficiales en prisión que es el autor de otro terrible crimen cometido en Miami el pasado mes de marzo, en el que terminó con […]

Jaquavius ​​Matthews ha confesado a los oficiales en prisión que es el autor de otro terrible crimen cometido en Miami el pasado mes de marzo, en el que terminó con la vida de otra joven cubana

Matthews, de 18 años de edad, se encuentra en la cárcel desde la pasada semana, cuando fue acusado del asesinato del joven cubano Omar Álvarez, el pasado 27 de mayo, junto a su amigo Antione Edward Lynch, de 16 años, en las afueras de su casa en Opa Locka cuando intentaron robarle unas cadenas de oro que llevaba puesta y que terminaron siendo una baratija de fantasía por la que solo obtuvieron 80 dólares.

De acuerdo al informe arresto hecho publico el día de ayer, Jaquavius ​​Matthews le reveló a las autoridades que llevan su caso que en la tarde del 23 de marzo, casi un mes antes del asalto que le costó la vida a Álvarez, había asesinado junto a otro amigo a la joven cubana Shelsy Medina, de 27 años.

El crimen sucedió en el parque de casas móviles Honey Hill, en Opa Locka, cuando Medina llevaba su camioneta pickup Nissan Frontier 2019 a un lugar de estacionamiento cerca del lugar donde residía junto a sus padres.

Publicidad

El canal Local 10 News precisó que Matthews y su amigo pasaron varias veces por el frente de la victima antes de darse la vuelta y caminar hacia ella. Minutos después las cámaras de vigilancia del estacionamiento muestran a los dos asesinos huyendo de la escena.

Los oficiales que encontraron el cuerpo dijeron que Medina estaba muerta dentro de su vehículo con un disparo en el lado izquierdo de su cabeza.

Sus familiares ofrecieron una recompensa en ese entonces para quien ayudara a encontrar el culpable pero no es hasta ahora que Matthews confiesa lo ocurrido.

Jaquavius ​​Matthews está ahora preso en el Centro de Detención Metrowest sin derecho a fianza por el presunto asesinato de Álvarez, a lo que ahora se suma este otro terrible crimen. En caso de ser culpable le espera una condena que podría ser superior a los 30 años en prisión.

Publicidad
advertisement
advertisement