Efectos de la invasión de Ucrania en la economía española – Análisis – Eurasia Review

Por Enrique Vas*

los Invasión de Ucrania Fue una crisis que se desarrollaba a cámara lenta, tanto en su desarrollo como en la reacción por parte de la Unión Europea. Tras cierta sorpresa y moderación inicial, la conciencia de la gravedad de la situación y sus implicaciones geopolíticas llevó a la Unión Europea a imponer severas sanciones a Rusia, que afectaron no solo al comercio y a las personas, sino también al sistema financiero, incluida la denegación del acceso de varios bancos rusos a la Red de mensajería SWIFT Congelación de las reservas de divisas del Banco Central Ruso. Restringir el acceso de Rusia a los sistemas de pago y su margen de intervención en los mercados de divisas tendrá un impacto significativo en su economía y estabilidad financiera (de hecho, la reacción inmediata fue un fuerte aumento de las tasas de interés y los controles de capital rusos).

como en El caso de Irán hace 10 añosEs probable que las sanciones y la exclusión del sistema SWIFT se traduzcan en una fuerte caída de las exportaciones rusas (incluidas las exportaciones de energía, aunque en teoría quedan fuera del embargo). Dada la fuerte interdependencia económica entre Rusia y la Unión Europea, esta última también sufrirá. Pero esto es inevitable: no puede haber sanciones efectivas contra Rusia sin un impacto en la economía europea.

¿Cómo podría afectar esta situación a España?

Teniendo en cuenta la salvedad que debe prevalecer al analizar tales condiciones de volatilidad, conviene distinguir dos tipos de influencias: las de la primera categoría, relativas a la economía real, y las derivadas de las restricciones de oferta impuestas a los productos energéticos, las materias primas y los productos industriales. (tanto de Rusia por las sanciones como de Ucrania por la guerra); La segunda categoría es de carácter financiero que se deriva del efecto sobre los precios y las tasas de interés. En el caso de España, es posible pronosticar que este último será mucho mayor que el primero.

Para analizar el impacto en el comercio y la dependencia estructural, el autor sugiere utilizar la base de datos BACI que compiló CEPI, una versión revisada de COMTRADE para las Naciones Unidas que incluye más de 5.000 productos comercializados bilateralmente desde más de 200 países. Se utilizarán los datos de 2019, porque los últimos datos disponibles, a partir de 2020, están distorsionados por el impacto de la pandemia.

READ  ECIJA de España es optimista de que Chile se mantendrá en el 'camino correcto'

En cuanto a la primera categoría de influencias, es evidente que España no tiene un alto grado de exposición a Rusia en términos de dependencia energética. En 2019, menos del 11% de las importaciones de petróleo de España fueron de Rusia, y muy por debajo del 37% en Alemania y el 22% de Italia. En cuanto al gas, apenas el 6% de las compras españolas proceden de Rusia, muy por debajo de la media comunitaria del 40%. Esto incluye la dependencia de Italia con un 37 %, Hungría con un 58 % y la República Checa con un 84 % (Alemania no diferencia las fuentes de sus importaciones de gas, pero se estima entre un tercio y aproximadamente un 40 %).

En cuanto a las materias primas agrícolas, la subordinación de España es de importancia microeconómica pero no macroeconómica: Ucrania es así el origen del 38 % de las importaciones españolas de maíz, una cuarta parte de la cebada y dos tercios de las importaciones de aceite de girasol, así como del 10 % de sus importaciones de trigo. En cuanto al resto de productos, España importa mucho menos fertilizantes de Rusia que otros países europeos y apenas oro (a diferencia de Reino Unido y Suiza), cobre (a diferencia de Holanda y Alemania), diamantes (a diferencia de Bélgica), paladio, platino, titanio o hierro. .

España no depende mucho del comercio de servicios ruso, a excepción del turismo. En cuanto a esto último, 1,3 millones de turistas rusos visitaron España antes de eso epidemia (Extremadamente importante para regiones como Cataluña y otras regiones costeras e insulares), la disminución de estos números probablemente sea el resultado de las sanciones y la depreciación del rublo. Esto afectará a los ingresos de empresas españolas como Hoteles Melià, Amadeus e Iberia (esta última también como consecuencia del cierre del espacio aéreo). También existe el riesgo de que las sanciones afecten a algunas ingenierías y consultoras españolas.

No hay inversiones rusas o ucranianas significativas en España, aunque cabe señalar que el propietario del supermercado Dia estaba incluido en la lista de sancionados por la Unión Europea por su notoria proximidad al presidente ruso. Tampoco hay inversiones españolas significativas en Rusia o Ucrania, al menos cuantitativamente, aunque hay más de 130 empresas españolas operando en Rusia y más de 30 en Ucrania, en industrias como textil (Inditex), autopartes (Gestamp y Grupo). Antolín) y artículos de lujo (Tous y Lladró), por no hablar de los que trabajan en turismo.

READ  Widra de Espana Park gana el premio Gatorade al jugador del año - Shelby County Reporter

Las implicaciones más preocupantes para España a nivel macroeconómico, sin embargo, serán de Categoría II. Los precios del petróleo y el gas ya están subiendo y las expectativas de normalización por parte del Banco Central Europeo en el primer semestre ya se han evaporado (permitiendo evitar subidas de tipos de interés). De hecho, el ritmo de inflación de los combustibles podría contribuir a un aumento de las expectativas de inflación en el mediano plazo, lo que podría conducir a mayores precios y salarios. Además de los precios del combustible, es probable un aumento significativo en los precios de los alimentos, impulsado por reducciones en las exportaciones de trigo (entre Rusia y Ucrania exportan más del 20% del total mundial), cebada (16% en el medio) y exportaciones de fertilizantes (Rusia exporta 14 % de los fertilizantes del mundo y la mayoría de los fertilizantes nitrogenados). No debemos olvidar que algunos países mediterráneos son muy dependientes del trigo ruso (Egipto importa casi dos tercios del total de Rusia) o que Primavera árabe Para 2010 inmediatamente después de un aumento significativo en los precios del trigo (en este caso debido a la severa sequía en Rusia y Ucrania).

La inevitable subida de los tipos de interés frenará la recuperación económica en Europa, especialmente en aquellos países que, como España, se han quedado un poco rezagados. En materia de deuda pública, la estrategia del Tesoro español de aprovechar los bajos tipos de interés para alargar la duración media de la deuda en circulación (más de ocho años, frente a poco más de seis años hace una década) y aún permitirá bajar los tipos de interés en nuevas emisiones de deuda para Mitigar el impacto de esta subida sobre las perspectivas de crecimiento económico en España. No obstante, hay que tener en cuenta que en un contexto de incertidumbre, el diferencial frente a activos más seguros tenderá a crecer, y que el diferencial entre la deuda española a 10 años y la alemana ya ha saltado de 72 a 100 puntos básicos entre el principios de enero y finales de febrero.

READ  Snickers de España retira anuncio tras acusaciones de homofobia | derechos de los homosexuales

No debemos pasar por alto los efectos de esta crisis en algunos países emergentes a los que las empresas españolas están muy expuestas, como son algunos países latinoamericanos y Turquía. en caso de que si America latina Esto se debe particularmente al impacto en los costos de endeudamiento (aunque los niveles de comercio son leves, las inversiones directas en algunos países son significativas), y en el caso de Turquía (que ya estaba experimentando problemas financieros) debido tanto a los costos de endeudamiento como comerciales, porque después impidiendo la entrada Los barcos de la armada rusa se dirigen al Bósforo y los Dardanelos, y se espera cierta tensión con Rusia, de donde Turquía importa más de la mitad de su petróleo y dos tercios de su trigo.

En conclusión, la relativa baja dependencia de España respecto de Rusia puede permitirle gestionar los efectos de esta crisis sobre la economía real (salvo, por supuesto, los graves efectos sobre determinadas empresas), pero el elevado endeudamiento y retraso de España respecto al ciclo europeo pondrá en una posición difícil. Una situación aún peor es cuando los precios del combustible y los alimentos impregnan el resto de la economía europea y las tasas de interés y los diferenciales de deuda comienzan a revertir estos riesgos crecientes.

*Sobre el Autor: enrique vas Analista senior del Real Instituto Elcano, consultora independiente, profesora adjunta de IE University y de IE School of Public and Global Affairs. Es economista del gobierno y trader (Técnico Comercial y Economista del Estado), actualmente en excedencia.

Fuente: Este artículo fue publicado por Real Instituto Elcano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.