EE.UU./Colombia – Tras apertura de fronteras: obispos de Venezuela y Colombia discuten sobre migración y advierten sobre crisis humanitaria

EE.UU./Colombia – Tras apertura de fronteras: obispos de Venezuela y Colombia discuten sobre migración y advierten sobre crisis humanitaria

Cec

Caracas (Agencia Fides) – Las Conferencias Episcopales de Venezuela y Colombia han estado en contacto constante durante muchos años para intercambiar ideas, propuestas y programas de trabajo en beneficio de las comunidades eclesiales de ambos países. Durante su último encuentro los días 10 y 11 de octubre en la Diócesis de San Cristóbal, Venezuela, que celebra su centenario, uno de los puntos del orden del día fue la reciente reapertura de la frontera entre ambos países (ver Fitz, 29/9/2022) y los obispos discutieron varios aspectos del fenómeno migratorio.
La apertura de las fronteras se ve «con satisfacción», escriben los obispos en el informe final, pero «obliga a la Iglesia a intensificar la labor pastoral en la sociedad, especialmente en la vasta zona de Colombia- para servir al pueblo». Eje fronterizo venezolano, desde la Guajira hasta la Amazonía.
Con esto queremos mostrar una vez más que la Iglesia es la madre de todos sin fronteras”.
Dado el compromiso común por la paz y la justicia, se propugna la reconciliación “en función del servicio de salvaguarda de la vida, la convivencia fraterna, la unidad y la justicia”.
Los obispos prestan «atención particular» a los marginados y pobres, «según las exigencias del amor fraterno, distinguiéndonos como discípulos del Señor Jesús». Por eso habrá signos y gestos «de preocupación por todos los hermanos y hermanas de los obispos».
Si bien ambas conferencias episcopales reafirmaron su firme compromiso con los migrantes, el obispo Hugo Alberto Torres Marín de Abartado, Colombia, advirtió sobre una «crisis humanitaria» en Urabá y Darién debido al aumento exponencial de migrantes que se dirigen a Centroamérica.
Entre 1.800 y 2.100 personas se mueven por el municipio de Nekogli todos los días, y estas personas mendigan, roban o son objeto de explotación sexual y trata de personas cada vez más.
El obispo también señala que los esfuerzos y acciones del gobierno y de las organizaciones no gubernamentales para apoyar a la población refugiada y a la población civil no son suficientes y por ello pide un plan de emergencia. “Debemos implementar un plan de contingencia social, por ejemplo, ajustar los precios de los boletos según la edad, brindar albergue a personas en situación de vulnerabilidad, habilitar una habitación con garantía mínima, intensificar la distribución de alimentos calientes y suplementos nutricionales a niños y mujeres embarazadas. , brindar asistencia a los niños desfavorecidos e identificar y enjuiciar a quienes explotan a los migrantes”.
Ante esta dura realidad, la diócesis ya ha lanzado un llamamiento de donaciones y una campaña informativa. (SL) (Agencia Fides, 14/10/2022)

READ  La totalidad de la armada pesquera española permanecerá en puerto hasta el próximo miércoles 23


Cuota:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.