Isla Local

Isla Local Isla Local

A pesar de las quisquillosas normativas del Ministerio de Ciencia Tecnología y Medioambiente (CITMA), los recientes derrames de petróleo ocurridos en la Isla, en particular el último ocurrido hace unos […]

A pesar de las quisquillosas normativas del Ministerio de Ciencia Tecnología y Medioambiente (CITMA), los recientes derrames de petróleo ocurridos en la Isla, en particular el último ocurrido hace unos días en Matanzas, dejan al descubierto la vulnerabilidad de Cuba ante este tipo de desastres.

Un riesgo que un país que vive del turismo no puede darse el lujo de correr.

En total se escaparon a la rada matancera, según los funcionarios del CITMA, unos “cien metros cúbicos” de petróleo que fueron recogidos de forma manual por soldados del Ejército Juvenil del Trabajo y empleados de petróleo.

Cuba suministrará más médicos a Argelia y confirma nuevos envíos de petróleo

Los daños medioambientales no fueron significativos, aseguran los especialistas, y los más visibles (las incrustaciones en las rocas) se solucionarán en el plazo de un mes.

Sin embargo, otros expertos, como el biólogo Isbel Díaz Torres, quien coordina la publicación independiente Guardabosques, afirma que no es posible determinar el impacto exacto de un derrame de petróleo a tan poco tiempo de haberse producido.

Aunque no se han reportado peces muertos, ni animales afectado por el derrame; los peces se envenenan  con las sustancias tóxicas y luego lo transmiten a través de la cadena alimenticia, lo que puede poner en riesgo, incluso, la salud humana.

Publicidad

Al mismo tiempo, la película de petróleo que queda en los lugares donde ocurren los derrames impide el crecimiento de nuevas plantas.

Aún no es posible determinar el impacto exacto de un derrame de petróleo a tan poco tiempo de haberse producido.

Desafortunadamente, a juicio de Díaz, Cuba carece de la tecnología adecuada para prevenir y mitigar el efecto de estos desastres medioambientales y la cultura y disciplina de sus empresas es también inadecuada.

El derrame de crudo en Matanzas afectó 300 metros de la playa El Judío, pero sus efectos se sintieron también en la popular El Tenis y el muelle de descarga de la terminal de supertanqueros.

Tras el vertimiento, las autoridades cubanas se movilizaron rápidamente para que la mancha de petróleo no abandonara la bahía y pudiera afectar el balneario de Varadero, a escasos 35 km y que es el principal polo turístico del país.

De inmediato se desplegaron las barreras de contención y decenas de trabajadores se pusieron en función de recoger el crudo.

Hace pocos meses otra bahía cubana, la de Cienfuegos, fue contaminada también cuando las lluvias de la tormenta subtropical Alberto hicieron desbordarse las piscinas de tratamiento de residuales de la refinería y 12 000 metros cúbicos de aguas contaminadas llegaron a la bahía.

advertisement
Relacionado

La aeronáutica cubana culpa al bloqueo de EEUU, del pasado accidente aéreo

Con la ausencia de un informe oficial que esclarezca las causas del siniestro ocurrido el pasado 18 de mayo que costó la vid... [ Leer más ]

Estudiar en La Habana resulta ‘demasiado caro y difícil’ para los que viven en el interior del país

Estudiar en la “Capital de todos los cubanos” La Habana, con todas las ventajas que representa una ciudad cosmopolita pue... [ Leer más ]
Mas Compartido

Anciano de 67 años es condenado en Cuba a siete años de prisión por revender medicamentos

José Martín Porra Porra, un anciano de 67 años fue condenado en Cuba a siete años de prisión acusado de revender medicam... [ Leer más ]

Buenas noticias para miles de cubanos que utilizan motos eléctricas en Cuba pues para el próximo año se prevé abrir tiendas de repuestos en toda la isla

Es habitual desde hace casi cinco años ver rodando por las calles de cualquier ciudad cubana cientos de motos eléctricas de... [ Leer más ]