Una nueva Ley de Pesca del Gobierno cubano buscará recortar el número de licencias que se conceden anualmente a los pescadores del sector privado en la Isla. Así ha quedado […]

Una nueva Ley de Pesca del Gobierno cubano buscará recortar el número de licencias que se conceden anualmente a los pescadores del sector privado en la Isla. Así ha quedado plasmado en el borrador que ha sido puesto a disposición de Parlamento, el cual refiere además que se respetarán las embarcaciones privadas actuales, pero que se estará exigiendo a sus dueños que paguen el correspondiente tributo.

Al mismo tiempo, se estarán sacando de circulación las embarcaciones del Estado que se encuentren en malas condiciones, reemplazando a estas con modelos más modernos que sean menos dañinos al medio ambiente.

Con la nueva Ley las decisiones serán centralizadas, siendo el Consejo de Ministros quien quedará con la máxima responsabilidad de determinar las zonas en las que se podrá practicar la pesca y quien contará con la última palabra a la hora de otorgar o no una nueva licencia.

Las decisiones tomadas por el Consejo de Ministros estarán respaldadas por el Ministerio de la Industria Alimentaria, contando este último con la potestad para prohibir zonas que hayan sido aprobadas incluso por el propio Consejo de Ministros.

El Ministerio del Interior (Minint) será el encargado de llevar a cabo y controlar las tareas de vigilancia y control de la pesca de forma ilegal, la cual se estima en el país que cuenta con unas 2.500 personas involucradas y más de 1000 embarcaciones.

Una vez que sea aprobado el citado proyecto de Ley, este limitará la concesión de nuevas licencias a individuos que hayan estado relacionados con la pesca ilegal en el país, algo que demandará que el Código Penal sufra modificaciones.

Publicidad

Hasta el momento el sector pesquero de la Isla se regía por el Decreto Ley 164, el cual ha sido catalogado como obsoleto por algunos funcionarios cubanos ya que no recoge todas las disposiciones previstas para poder hacer frente a la pesca ilegal.

Ésta será la primera Ley de Pesca desde 1959. La norma se aprobará en el marco de la implementación de los Lineamientos Políticos de Raúl Castro , según explica la fundamentación de la propuesta hecha pública esta semana por el Parlamento.

La nueva normativa, en esencia, regulará y limitará las autorizaciones, definirá las modalidades de pesca e intensificará el control pero se escuda en la defensa de los derechos laborales ya que los pescadores privados a día de hoy no están vinculados a ningún régimen de Seguridad Social.

En Cuba hay al menos 168 poblados cuyos habitantes se dedican exclusivamente a la pesca y tienen escasa posibilidad de insertarse laboralmente en otro sector.

 

Publicidad
advertisement
advertisement