La Fiscalía de Uruguay condenó esta semana a cuatro ciudadanos cubanos que residen en ese país a fuertes penas de cárcel, según informó el diario Montevideo. El grupo fue procesado […]

La Fiscalía de Uruguay condenó esta semana a cuatro ciudadanos cubanos que residen en ese país a fuertes penas de cárcel, según informó el diario Montevideo. El grupo fue procesado por varios delitos, entre los que destacan el tráfico ilegal de personas, la explotación sexual de menores de edad y la venta de drogas.

De acuerdo al reporte de prensa, la investigación que dio con la desactivación de esta banda criminal dio inicio el pasado 10 de enero, cuando fue atrapado un ciudadano cubano que se dedicaba al tráfico de personas de la mayor de las Antillas a ese país.

El grupo tenia su centro de operaciones delictivas en la ciudad de Canelones, mismo lugar que acaparó titulares hace unas semanas en nuestro blog por las denuncias realizadas por explotación laboral por otros cubanos que integran una pequeña comunidad que se ha instalado en esta zona.

El informe de arresto precisa que inicialmente fueron procesados dos ciudadanos cubanos, pero tras la investigación se comprobó que solo cuatro de ellos estaban involucrados en estas actividades, los que finalmente fueron imputados.

Identificados solamente como M.C.P, Y.F.E., Y.T.M. y O.S.B, todos ellos tenían vínculos con negocios de la zona y se dedicaban a contactar adolescentes a las que llevaban a sus casas para montar verdaderas orgías, en las que se repartían cocaína y abundante alcohol.

Publicidad

La Fiscalía insiste en las adolescentes tenían entre 15 y 17 años de edad; y la mayoría de ellas se iniciaron en el consumo de cocaína durante estas noches de lujurias y excesos. Algunas de esas menores llegaron a “engancharse” con el consumo de drogas y ya era habitual que pasaran por las casas que rentaban estos cubanos para tener relaciones sexuales con ellos a cambio de marihuana.

Aunque inicialmente la Fiscalía solo tenia pruebas contra ellos por los delitos relacionados con el abuso de menores y el tráfico de drogas, con la investigación avanzada se demostró que el grupo cubanos obtenían sus ingresos del tráfico ilícito de personas desde Cuba a Uruguay.

Estos cuatro imputados eran los que tenían relación directa con otro compatriota suyo que fue procesado en enero y se encuentra recluido en Uruguay (L.A.V.P, quien está condenado por el mismo delito).

El reporte de prensa consultado no detalla las penas impuestas, pero aclara que en todos los casos superaron los 8 años de cárcel por los delitos de continuados de tráfico de personas; retribución o promesa de retribución a personas menores de edad para que ejecuten actos sexuales o eróticos de cualquier tipo; y violación a la ley de estupefacientes en la modalidad de negociación o venta agravado específicamente por suministrar a menores de edad.

La Fiscalía solicitó una medida cautelar de prisión preventiva por un plazo 180 días para permitirle a los abogados defensores presentar un recurso de apelación si lo creen necesario, luego de lo cual se hará efectiva la pena condenatoria.

Publicidad
advertisement
advertisement