Beneficio semestral de 419 millones de euros anunciado por el Banco de Irlanda

El Banco de Irlanda anunció un beneficio base antes de impuestos de 419 millones de euros para los primeros seis meses de 2022.

Fue menos que los 465 millones de euros reportados al mismo tiempo el año pasado.

El beneficio neto de 279 millones de euros fue inferior a los 341 millones de euros del mismo período del año pasado.

El banco registró un cargo esperado por deterioro de préstamos incobrables durante los primeros seis meses del año de 47 millones de euros, lo que refleja lo que denominó un «entorno incierto».

Los préstamos improductivos ahora representan el 5,4% de su libro de préstamos total.

Los ingresos totales y los ingresos por intereses fueron marginalmente más altos en los primeros seis meses, pero los costos operativos también fueron más altos, lo que refleja las adquisiciones.

El Banco de Irlanda completó la adquisición del corredor de bolsa Davey en junio.

El banco dijo que si la adquisición se completaba a principios de año, surgiría una ganancia base de 12 millones de euros en los primeros seis meses, reflejando ingresos de alrededor de 86 millones de euros y costos de 74 millones de euros.

Agregó que se esperaba una actuación similar para Davy en la segunda mitad del año.

Necesitamos su consentimiento para descargar este contenido de rte-playerUsamos el operador RTE para administrar contenido adicional que puede establecer cookies en su dispositivo y recopilar datos sobre su actividad. Revise sus detalles y acéptelos para cargar contenido.Administrar preferencias

El volumen de crédito a la clientela asciende a 74.600 millones de euros a finales de junio, 1.700 millones de euros menos que a finales de diciembre.

Los nuevos créditos aumentaron un 7% en comparación con los primeros seis meses del año pasado.

Los depósitos de 94.100 millones de euros han aumentado en 1.300 millones de euros desde diciembre.

Los ingresos comerciales, sin incluir a Davey, aumentaron un 16 % en comparación con los primeros seis meses de 2021, lo que, según ella, refleja un impulso mejorado.

El banco dijo que estaba «en una dirección positiva» para aumentar las tasas de interés.

READ  agencia de noticias de Emiratos - España refuerza su posición como "puente natural" para las empresas de Oriente Medio hacia América Latina

Al igual que sus pares, el Banco de Irlanda optó por no aprobar la última subida de tipos del 0,5% del Banco Central Europeo en productos hipotecarios de tipo variable o fijo.

El banco confirmó que había puesto fin a su política de imponer tipos de interés negativos a los depósitos superiores a un millón de euros para reflejar la decisión del Banco Central Europeo de volver a cero el tipo de interés de los depósitos.

«Tuvimos un sólido desempeño comercial en la primera mitad de 2022, mientras continuamos logrando un claro progreso en la estrategia del National Champion Bank», dijo Francesca McDonagh, directora ejecutiva del Grupo.

Agregó: «A pesar de la incertidumbre global, el cambio incremental que hemos introducido en nuestro modelo comercial coloca al Banco de Irlanda en una buena posición para aprovechar las importantes oportunidades que enfrentamos, respaldado por un entorno de tasas de interés en constante aumento».

McDonagh anunció en abril que dejaría el cargo de directora ejecutiva del banco en septiembre para asumir un cargo en Credit Suisse.

“La junta ha hecho un buen progreso en el proceso de designación de un sucesor de tiempo completo”, dijo Patrick Kennedy, presidente del grupo Bank of Ireland.

Agregó que el banco espera designar un director general interino para cubrir el período desde la salida de Francesca McDonagh hasta el nombramiento de un nuevo director general.

“El enfoque de la Junta sigue siendo ejecutar y brindar las importantes oportunidades comerciales disponibles para el Grupo”, dijo el Sr. Kennedy.

El director ejecutivo saliente del Banco de Irlanda le dijo a Morning Ireland que el banco no tenía planes de hacer que ninguna de sus sucursales fuera de efectivo.

AIB recientemente dio marcha atrás en la decisión de hacer que 70 de sus 170 sucursales no tuvieran efectivo, diciendo que fue «demasiado lejos, demasiado rápido».

La Sra. McDonagh dijo que el banco considera las sucursales, los centros de llamadas y lo digital como formas principales de atender a los clientes.

«Nunca fue uno y tampoco del otro», dijo.

READ  España prevé pagar a las empresas para que prueben una semana laboral de 4 días

«A pesar del uso reducido de efectivo, todavía hay alrededor de 12 mil millones de euros en efectivo en la economía irlandesa, razón por la cual seguimos teniendo sucursales con efectivo», agregó.

Cuando se le preguntó si el banco tenía planes de cerrar más sucursales además de las 88 que cerró el año pasado, McDonagh dijo que no había tales planes, pero dijo que era «imposible ser definitivo sobre el futuro».

«Nos adaptamos a los comportamientos cambiantes de los clientes», dijo.

El Banco de Irlanda opera cerca de 170 sucursales en todo el país.

El mes pasado, el Banco Central Europeo elevó las tasas de interés en un 0,5%.

Cuando se le preguntó si el Banco de Irlanda aprobará este u otros aumentos de tasas a los clientes fijos nuevos y variables, la Sra. McDonagh dijo que no han hecho ningún anuncio o cambio a las tasas fijas o flotantes desde el anuncio del BCE.

«Obviamente, mantenemos todos nuestros precios bajo revisión constante», dijo.

«No es apropiado para mí establecer indicadores de precios para el futuro, pero lo que puedo decir es que cualquier cambio de precio se comunicará a nuestros clientes de manera clara y oportuna», dijo.

Las cifras de hoy muestran que el Banco de Irlanda abrió más de 110.000 cuentas corrientes en los primeros seis meses del año, un aumento de más del 100 % con respecto al mismo período del año pasado.

Se produce cuando los clientes continúan cambiando de banco antes de retirar Ulster Bank y KBC del mercado irlandés.

Cuando se le preguntó si el Banco de Irlanda tenía suficiente personal para manejar la afluencia de nuevos clientes, la Sra. McDonagh dijo: «Absolutamente sí».

“Parte de nuestros resultados a día de hoy reflejan una inversión total de 30 millones de euros que haremos en 2022 para invertir en transformación.

«Tenemos un total de 650 personas apoyando a los clientes y asegurando que nuestros niveles de servicio estén protegidos para los clientes existentes», dijo.

En abril, se confirmó que la Sra. McDonagh asumirá el cargo de directora ejecutiva de EMEA en Credit Suisse en octubre.

READ  Informe: El control militar de la economía sudanesa impide la democracia

Hablando en Morning Ireland, la Sra. McDonagh, que recibe un salario de alrededor de € 960,000 del Banco de Irlanda, dijo que una serie de factores contribuyeron a su decisión de dejar el banco.

Cuando se le preguntó si los salarios máximos de los banqueros irlandeses eran uno de esos factores, dijo que no era un «factor clave».

“Mis cinco años en el Banco de Irlanda han sido un privilegio personal y profesional.

«Los salarios son un factor, no el único factor, pero en general habría presionado al gobierno irlandés para que levantara los límites salariales», dijo.

«Se trata de las limitaciones que enfrentan 9000 de nuestros colegas en términos de beneficios, y qué grado de pago variable ayuda a motivar y recompensar a los colegas por hacer cosas excepcionales para nuestros clientes y accionistas», dijo.

La Sra. McDonagh dijo que seguirá impulsando cambios en este sentido hasta su último día en el banco.

Dijo que cree que estas restricciones son una desventaja competitiva para el Banco de Irlanda, que se encuentra en la cúspide del capital privado, pero aún tiene limitaciones.

El Banco de Irlanda tiene actualmente varias vacantes de alto nivel.

Cuando se le preguntó si un salario de 500 000 €, que está dentro del tope salarial, no era suficiente para atraer talento a la escena bancaria irlandesa, la Sra. McDonagh dijo que era consciente de que un salario de 500 000 € era una «enorme cantidad de dinero».

“No se trata de que la gente no tenga un salario de medio millón de euros lo suficientemente atractivo, se trata de unos 9.000 compañeros que no tienen prestaciones como la sanidad privada, o que no pueden conseguir algún grado de variación en función de sus resultados.

«Me gustaría poder distinguir a un gerente de sucursal que brinde un excelente servicio a nuestros clientes todos los días y no puedo hacer eso y cualquier otro banco no irlandés en Irlanda puede hacerlo, y lo veremos como una desventaja competitiva». ella dijo.

Información adicional de Jill Steadman

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.