Aster DM Healthcare revela los mejores alimentos para combatir los síntomas del SOP

Las búsquedas en Google relacionadas con el síndrome de ovario poliquístico (SOP) alcanzaron un máximo histórico en abril de 2024 a nivel mundial, lo que indica un interés creciente en comprender y controlar esta afección.

Crédito de la imagen: Aster DM Healthcare

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es un trastorno hormonal generalizado que afecta principalmente a mujeres de entre 12 y 51 años, provocando síntomas como aumento de peso, resistencia a la insulina y desequilibrios hormonales. Afortunadamente, las modificaciones dietéticas pueden aliviar significativamente estos síntomas y mejorar la salud general.

Teniendo esto en cuenta, el innovador mundial en atención médica Aster DM Healthcare ha compilado una lista de los mejores alimentos para incluir en su dieta que pueden ayudar a combatir los síntomas del síndrome de ovario poliquístico.

Intente incorporar a su dieta alimentos que contengan lo siguiente:

  • Ácidos grasos omega-3
  • Vitamina D
  • Inositol
  • magnesio
  • Fibra
  • Proteína magra

Alimentos que contienen ácidos grasos omega-3:

Los ácidos grasos omega-3 son esenciales para la función hormonal y para reducir la inflamación. Se encuentra en pescados azules como la caballa, el salmón y el arenque. Pero si no le gusta el pescado, agregar una cucharada de aceite de linaza a sus ensaladas puede satisfacer sus necesidades diarias de ácido alfa-linolénico (ALA).

Alternativas vegetarianas:

Las semillas de chía, el aceite de linaza, las coles de Bruselas, las nueces y el aceite de algas son excelentes fuentes vegetales de omega-3.

Alimentos que contienen vitamina D:

Dado que hasta el 85% de las mujeres con síndrome de ovario poliquístico tienen niveles bajos de vitamina D, comer alimentos que puedan aumentar los niveles de vitamina D es crucial para regular el azúcar en sangre. Las yemas de huevo, el hígado y el queso son fuentes excelentes.

Alternativas vegetarianas:

Hongos, cereales de desayuno fortificados, nueces, leche de arroz y jugo de naranja fortificado. Además, exponer la piel a la luz solar durante 10 a 30 minutos al día puede aportar una cantidad importante de vitamina D.

Alimentos que contienen inositol:

Se ha demostrado en estudios que el inositol es tan eficaz como la metformina en el tratamiento de los síntomas del síndrome de ovario poliquístico, con menos efectos secundarios.

Las frutas frescas (especialmente los cítricos), los frijoles, los cereales y las nueces son excelentes fuentes de inositol, siendo las judías verdes frescas particularmente ricas en este nutriente.

Alimentos ricos en magnesio:

El magnesio juega un papel fundamental en el control del azúcar en sangre y el metabolismo de la insulina. Cuando se toman con vitamina K y D, estos minerales pueden ser especialmente beneficiosos para las mujeres con síndrome de ovario poliquístico. Alimentos como las espinacas, las almendras, los frijoles negros y los aguacates son ricos en magnesio.

Alternativas vegetarianas:

La mayoría de los frutos secos, semillas y verduras de hojas verdes están llenos de magnesio, lo que los hace ideales para cualquiera que siga una dieta basada en plantas.

Alimentos ricos en fibra:

La fibra ayuda a la digestión y ayuda a mantener un peso saludable al promover la saciedad y reducir los picos de insulina.

Las bayas, las lentejas y la quinua son excelentes fuentes de fibra dietética.

Alimentos con proteínas magras:

Las proteínas son esenciales para la reparación del cuerpo, el mantenimiento de los músculos y la salud en general, especialmente en el tratamiento de afecciones como el síndrome de ovario poliquístico, donde es crucial mantener un peso saludable y niveles estables de insulina.

READ  Si Rasputín regresa, Destiny 2 deberá revivir las células de calor

Carnes magras: incluidas la pechuga de pollo, el pavo y los cortes magros de carne de res, proporcionan proteínas de alta calidad con un mínimo de grasas saturadas, lo que ayuda a favorecer el mantenimiento de los músculos y la saciedad sin exacerbar la resistencia a la insulina.

Pescado: opciones como el salmón, el bacalao y el atún no solo proporcionan proteínas magras, sino que también contienen ácidos grasos omega-3, que son beneficiosos para reducir la inflamación asociada con el síndrome de ovario poliquístico.

Alternativas de proteínas vegetales:

Las legumbres, el tofu, el tempeh y la quinua proporcionan proteínas vegetales de alta calidad que favorecen la regulación del azúcar en sangre y proporcionan nutrientes esenciales para controlar el síndrome de ovario poliquístico.

Para controlar eficazmente los síntomas del síndrome de ovario poliquístico, muchos expertos en salud sugieren observar diferentes patrones dietéticos. A menudo se recomiendan opciones como la dieta mediterránea, la dieta vegetariana o la dieta baja en carbohidratos. Estas dietas son excelentes porque cada una enfatiza la importancia de los alimentos integrales, las grasas saludables y las proteínas magras, al tiempo que desaconseja el consumo de alimentos procesados ​​​​y azúcares. Sin embargo, es importante que las personas elijan una dieta que se ajuste a su estilo de vida y preferencias personales, centrándose en un enfoque en lugar de intentar combinar diferentes dietas.

La implementación de modificaciones dietéticas simples pero importantes puede allanar el camino para una mejora significativa en el tratamiento de los síntomas del SOP. Elegir la dieta adecuada que se adapte a las necesidades y preferencias de un individuo puede marcar una gran diferencia a la hora de lograr el equilibrio hormonal y promover la salud general. Asegúrese de hablar con su médico o nutricionista antes de realizar cambios drásticos en la dieta.

Portavoz de Aster DM Healthcare

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *