Al menos 15 muertos en 48 horas de derramamiento de sangre en Colombia | The Guardian Nigeria Noticias

Al menos 15 personas han muerto por la violencia en Colombia en los últimos dos días, dijeron las autoridades, destacando la enorme tarea que enfrenta el presidente Gustavo Pedro.

En la ciudad norteña de Barranquilla, seis personas fueron asesinadas a tiros por hombres armados el lunes por la mañana mientras bebían en un bar.

La policía dijo que la poderosa banda de narcotraficantes del Clan del Golfo llevó a cabo el ataque contra miembros del grupo rival Los Costeños.

En el departamento del centro-norte de Santander, un maestro, su esposa y dos hijos fueron asesinados por una turba el domingo por la mañana, dijeron las autoridades locales.

Cinco inmigrantes venezolanos acusados ​​de participar en los asesinatos fueron golpeados hasta la muerte por guardias en un aparente acto de venganza.

El alcalde local dijo a una estación de radio nacional que los asesinos eran «de Venezuela» y que querían «robar dinero» y usaron cuchillos para matar a sus víctimas.

Tras el ataque, un empleado herido de la familia asesinada alertó a los vecinos, quienes «se tomaron la justicia por su mano y mataron a los cinco atacantes», dijo el alcalde.

El sábado por la noche, un líder sindical fue asesinado a tiros por dos motociclistas armados en la ciudad portuaria nororiental de Barrancabermeja.

Según la ONG Indepaz, este es el asesinato número 126 de un líder sindical desde que el gobierno firmó un acuerdo de paz en 2016 con las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias Marxistas de Colombia.

Pedro, el primer presidente izquierdista de Colombia, prometió traer «paz total» al país devastado por el conflicto tras su victoria electoral en junio.

READ  Damos la bienvenida a los inmigrantes venezolanos, pero necesitamos ayuda internacional

Colombia ha experimentado seis décadas de conflicto entre guerrillas de izquierda, narcotraficantes, paramilitares de derecha y fuerzas gubernamentales.

Petro, ex guerrillero urbano, prometió iniciar conversaciones con el último grupo rebelde reconocido del país, el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

También ha dicho que está tratando de negociar con narcotraficantes en un esfuerzo por poner fin al ciclo de violencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.