Afganistán: la medida española para expulsar a los aliados afganos de Kabul finaliza el viernes internacional

La medida actual de España para expulsar a los refugiados de Kabul aún está dentro de las 48 horas. Fuentes gubernamentales aseguran que mañana 27 de agosto será el último día de la decisión de expulsar a los afganos que han trabajado con oficiales y fuerzas armadas españolas durante casi dos décadas. La medida es ahora una carrera contra el tiempo, y fuentes gubernamentales han prometido no “dejar a nadie atrás” haciéndose eco de las palabras del canciller José Manuel Albarez, quien habló a principios de este mes.

Estados Unidos está utilizando el aeropuerto de Kabul este fin de semana para repatriar a sus propios ciudadanos (unos 1.500) antes del 1 de septiembre, así como a los casi 5.000 soldados que controlan el aeropuerto, poniendo fin a las operaciones españolas. Desde el 15 de agosto, los talibanes han entrado en la capital afgana.

Sin embargo, queda la duda de si dos días serán suficientes para expulsar a todos los afganos que trabajaron con España. La Embajada de España en Kabul ha identificado a casi 600 personas, entre traductores y cocineros o conductores que han trabajado con español. Hasta el miércoles habían llegado a España 1.242 exiliados, de los cuales 1.040 habían buscado protección internacional. Pero muchos de estos refugiados trabajaron para Estados Unidos o la Unión Europea, lo que significa que un número importante de ex colaboradores españoles se encuentran en Afganistán.

Estados Unidos, Reino Unido y Australia han advertido que existe un ‘alto riesgo de ataque terrorista’ fuera de los aeropuertos

Estos ex militares no tuvieron dificultades para viajar desde la provincia occidental de Bagdad a Kabul, donde operaron las tropas españolas hasta 2013. Tienen problemas para entrar al aeropuerto y los puntos de acceso ahora están controlados por los talibanes.

READ  ONU estima el impacto negativo del turismo en el PIB español en 39.000 m2 en 2021

Estados Unidos, Reino Unido y Australia advirtieron al grupo Estado Islámico (ISIS) fuera del aeropuerto de un “alto riesgo de ataque terrorista” y pidieron a sus ciudadanos que se mantengan alejados del área. Esto dificulta aún más el esfuerzo de expulsión.

Fuentes gubernamentales dijeron que estaban haciendo todo lo posible para evacuar Afganistán, que amenazaba la vida, después de trabajar con funcionarios españoles. Sin embargo, la ministra de Defensa, Margarita Robles, se mostró más optimista. “Mucha gente va a dar marcha atrás”, advirtió a principios de esta semana. Robles estuvo presente en el aeropuerto de Rorojan de Ardos el miércoles para recibir a 292 personas desplazadas de Kabul. Primero volaron a los Emiratos Árabes Unidos en un avión militar y luego a Madrid en un avión comercial.

El aeropuerto de Kabul cuenta con 60 efectivos españoles, incluido un equipo de fuerzas especiales. Están abandonando el perímetro en un intento por dar acceso a los afganos de la lista expulsados ​​por las autoridades españolas. Su propósito es apoyar el uso de aviones militares A400M para operaciones españolas. Los pasajeros de esos aviones deben sentarse en el suelo del avión para que un máximo de personas puedan ser evacuadas de Kabul a la vez.

Fuerzas en Dubai

El embajador de España en Kabul, Gabriel Ferran, se encuentra todavía en la capital afgana, con su adjunto y 17 policías, la mayoría del Equipo de Operaciones Especiales de GEO, custodiando la embajada allí. Su regreso el viernes pondrá fin a la presencia de España en Afganistán. Las Fuerzas Armadas españolas cuentan con otra división de 40 tropas en Dubai, que sirve como un puesto de escala provisional para las operaciones entre Kabul y Torjon de Artois.

READ  El asteroide que mató a los dinosaurios dio la selva tropical de hoy: estudio

Además de presentar a Madrid como el centro de Afganistán que ha funcionado en la UE, el fin de semana pasado, el primer ministro español, Pedro Sánchez, habló con el presidente estadounidense Joe Biden y prometió reclutar a 4.000 afganos que han trabajado con funcionarios estadounidenses en los últimos años. Los vuelos para evacuar a estas personas continuarán el viernes y una vez en España serán trasladados a la base militar estadounidense-española en Rota, Cádiz. Según un acuerdo alcanzado el lunes entre la canciller española Ángeles Moreno y el vicepresidente de la embajada de Estados Unidos en España, Conrad Triple, permanecerán allí un máximo de 15 días. En total, Washington propone proporcionar alojamiento temporal a 25.000 de sus antiguos colaboradores afganos en emplazamientos europeos (en Alemania, Italia, Kosovo y España).

versión inglesa Simon Hunter.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *