Hoy jueves comienza el juicio contra el actor mexicano Pablo Lyle, y su representante legal, Bruce Lehr, ha expresado que intentará demostrar que, el cubano Juan Ricardo Hernández, quien falleció […]

Hoy jueves comienza el juicio contra el actor mexicano Pablo Lyle, y su representante legal, Bruce Lehr, ha expresado que intentará demostrar que, el cubano Juan Ricardo Hernández, quien falleció como consecuencia del altercado entre ambos, había tenido problemas personales horas antes del incidente que terminó con su vida.

Lehr indicó que la defensa de Lyle aún no se encuentra del todo lista para que dé inicio el juicio, ya que no han recibido todos los datos solicitados a la fiscalía y la investigación no se ha completado.

Durante sus declaraciones, el abogado precisó algunas de las circunstancias que pudieron influir en el “mal día” del cubano.

“Él tenía un auto nuevo y alguien se lo golpeó, tuvo una emergencia médica con su hijo en su casa, evidentemente tuvo un día horrible”, reveló el abogado durante una entrevista concedida a Univisión, dejando entrever que estos contratiempos pudieron influir en su impulso de encarar al actor el pasado 31 de marzo; argumentos que usarán para convencer al jurado de la inocencia de Pablo Lyle

“Eso sólo nos da una idea de la furia que tenía cuando se acercó al auto de Pablo”, dijo el Lehr, quien además destacó el hecho de que en el auto se encontraban los tres niños del actor, de 4, 6, y 8 años.

De igual manera, la defensa ha revelado que cuenta con evidencias que prueban la participación del fallecido en otros incidentes de ira.

Publicidad

Pablo Lyle se encuentra enfrentando cargos actualmente por homicidio involuntario, luego de que golpeara a Juan Ricardo Hernández de 63 años y este falleciera a los pocos días en un hospital producto a las complicaciones asociadas al golpe recibido.

Carlos González, abogado experto en esta materia considera que Lyle podría enfrentar por este delito de 9 a 15 años de prisión si es encontrado culpable.

“Es posible que consideren que es la primera vez que el actor tiene un problema como este, pero su defensa podría tratar de presentar una petición de defensa propia y llegar a un acuerdo para que no vaya a juicio”, dijo el especialista.

En su declaración, el actor había dicho a la policía de Miami, que golpeó a Hernández porque temía por su vida y quería proteger a sus hijos, que viajaban como pasajeros en su auto.

A sus abogados les preocupa, según dijeron, que la fiscalía no tomó las declaraciones de los niños que se encontraban dentro del carro en el momento del incidente y a quienes Lyle supuestamente intentaba proteger.

Publicidad
advertisement
advertisement